Comunicación. El valor de una explicación.

Aunque las primeras impresiones pueden ser engañosas, en odontología sí cuentan. La experiencia dental del paciente inicia desde el momento que entra a la clínica, y una clave importante para que ese paciente se quede con nosotros dependerá de la manera en que nos comunicamos, tanto el profesional de odontología que estará a cargo del tratamiento, como el personal auxiliar que labora en la clínica.

En la primera consulta, lo que conlleva un mayor valor para el paciente es la explicación del procedimiento a realizar o del plan de tratamiento, sobre todo si se trata de un tratamiento complejo o de larga duración. Cuantos pacientes llegan a la consulta y refieren que han acudido a otras clínicas donde no les han explicado y por ello no han regresado, es que en la primera consulta se puede acabar o captar la atención de un paciente. Lo que nosotros percibimos como rutinario para el paciente puede ser un detonante de ansiedad, de allí parte la necesidad de explicar los procedimientos.

Recomendaciones para tener en cuenta a la hora de explicar el plan de tratamiento:

  • Toma el tiempo necesario. No expliques con prisa, puedes llegar a necesitar más de una cita para presentar las opciones en el plan de tratamiento.
  • Explica las diferentes opciones viables para el paciente, de acuerdo a su realidad y su estado de salud bucal.
  • Explica los pros y contras de cada una de esas opciones, incluyendo las diferencias en costos.
  • Explica el tiempo que llevará realizar el tratamiento, en qué consiste cada procedimiento para llevar a cabo ese tratamiento y como se realizará.
  • No prometas el éxito de tratamientos con pronóstico reservado, es mejor una cruda realidad a una falsa esperanza.

Invierte calidad de tiempo a la primera consulta, de tu explicación inicial dependerá la fidelización de ese paciente, puede que no exista el margen para una segunda impresión.

Continuar leyendo “Comunicación. El valor de una explicación.”